LA ATENCION PRIMARIA EN EL CONGRESO

facebooktwitter

Presentación de Antoni Barbarà , médico de Dempeus per la Salut y fundador de la Marea Blanca de Catalunya

¿Quienes Somos?

Tras la presentación de Carmen Esbri (Coordinadora Estatal de Mareas Blancas y Mesa Defensa de la Sanidad Pública de Madrid) solo un minuto para reafirmar lo expuesto. Nuestra Marea Blanca es pues la unión voluntaria de valores y modelos, de personas y plataformas; para la investigación y la acción de la salud y sus causas, con total independencia de otros intereses que no sean la misma Salud y Sanidad públicas. Ello, dentro del marco legislativo, administrativo y financiero real. Con la aportación de trabajador@s del propio sector sanitario, pero también de todos los determinantes sociales; como una cuestión bio-psico-social, como algo de interés absoluto para las personas y la sociedad. Como servicio y garantía del ejercicio de los derechos sociales, democráticos, humanos. Como entrega al activismo social que entiende que las políticas nunca son neutras y que determinan el buen o mal desarrollo de la salud,  y por lo tanto con perspectiva política en mayúsculas, en un contexto de pluralidad pero sin partidismos, corporativismos, ni electoralismos

¿Cómo trabajamos los Movimientos Sociales?

A partir del reconocimiento recíproco y el respeto al trabajo colectivo, trabajamos a base de información compartida, análisis conjunto, visón local y abordaje global. Tomando posiciones de denuncia, de protesta, de reivindicación, de lucha, y movilización democrática. Frente a la mercantilización y por lograr la reversión del latrocinio, frente a tanta vergonzante corrupción. LO hacemos con propuesta/s y por la (Re)construcción de un Sistema PÚBLICO Nacional de Salud. Con la participación plena, e imprescindible, de la ciudadanía organizada y empoderada en defensa del derecho a la salud y de su carácter público

Una situación confusa, un futuro incierto.

Son tiempos horribilis, con un ataque de una agresividad inaudita por parte de los mercados empleando unas políticas neoliberales, austericidas y regresivas que tienen por objetivo final la definitiva liquidación de aquel estado del “medio-estar” conquistado un día y la parasitación de todo el sector público (hoy, aquí sanidad) y de los Servicios públicos, devenidos en evidente objeto del deseo de su cantera, de  su cartera de negocio. Una fase  abrupta de desposesión de las clases populares y de acumulación de les élites. 

La crisis provocada por esas políticas especulativas y mercantiles ha servido de pretexto infalible para aplicar sus recortes, limitaciones, agresiones en definitiva, al sector público; lo que a su vez ha obtenido el crecimiento del negocio privado con instrumentos tan radicales como la apropiación de las ya escasas finanzas públicas. Y llegaron los eufemismos: Métodos de ingeniería de mercado, sistema “mixto”, consorciación, lo híbrido como excelencia; como argumento de una pretendida eficiencia pero con espurios beneficios empresariales como ambición de fondo

El panorama plantea el advenimiento epidémico de nuevas patologías sociales: el miedo, la resignación y, aún la más perversa y alienante, de la auto-inculpación. Se nos taladra con la crisis del 2007: ” la ciudadanía dilapidó los recursos, vive demasiados años, y por encima de sus posibilidades. Las clases trabajadoras y las capes populares están instaladas en la pereza, la improductividad, la subvención”

Un Manifiesto reivindicativo de 38 puntos

Un Documento que la Coordinadora de Mareas Blancas trabajamos de forma participada, colectiva, federal y respetuosa. Elaborando desde la coincidencia en el análisis, acuerdo en el diagnóstico, identificación en la causalidad. Y así tratar con método los problemas comunes, definiendo una tabla reivindicativa compartida de nuestras luchas. Así parimos ese Manifiesto con 38 medidas de base, revisables y actualizables, que nos mancomunan en la defensa del sistema sanitario público.

 Un texto debatido, elaborado y editado en mayo 2017 para ser presentado a toda la sociedad desde nuestras organizaciones. A nuestras relaciones, a otros movimientos sociales, y por supuesto a las Administraciones competentes de todo nivel, así como a las fuerzas políticas y en muy en particular a los grupos parlamentarios y Gobiernos central, autonómicos o locales.

Voy a intentar describirlo en unas pocas pinceladas. Hay tres grandes grupos de puntos: Lo que afectan al marco legislativo y normativo; los que plantean el abordaje urgente de problemas candentes; y los que hacen propuestas de avance conceptual y estructural.

En el bloque de trazo grueso se reclama la derogación de la trama jurídica que da cobertura a la privatización: Leyes 15/97, 16/12, o el artículo 135 modificado de la Constitución (2011), o la financiación pública de las Mutualidades de funcionarios, (MUFACE etc.) Propone derogar la reforma del estatuto marco 10/2013. Así como otras cuestiones de ámbito europeo o supranacional (TTIP, CETA, TISA, tema migraciones, industria farmacéutica y biotecnológica) Planteamos, en fin, revisar la Ley General de sanidad de 1986, en artículos tan importantes como los 90 a 94 donde se especifican condiciones vinculantes para la concertación a terceros.

Acordamos sobre aspectos como la vigilancia de la sanidad privada, control y sanciones frente a la corrupción, penalizar la especulación, generar auditorías ciudadanas de la deuda sanitaria, suprimir rescates con fondos públicos de posibles pérdidas privadas. Eliminar cualquier desgravación fiscal a privadas o particulares, así como el acuerdo con Farmaindustria, hoy en revisión. Mayor inspección y vigilancia a adjudicaciones/concesiones con control y total transparencia.

Avanzar en estrategias de reversión a lo público de aquellos servicios privatizados. Impulsar las I+D del sector público y la formación continua. Incorporar leyes de derechos de ciudadanía: salud sexual y reproductiva, IVE, reasignación de género, curas paliativas, derecho a morir dignamente, confidencialidad y custodia de la Historia clínica. Contra la violencia de género. Dotar el Consejo interterritorial y una cartera de Servicios común y garantizada. Actualizar el catálogo de prestaciones. Un uso racional de recursos y medicamentos. Equiparación de condiciones laborales en todo el estado, contra la precariedad y la discriminación, el cumplimiento de la ley de prevención de riesgos. El mantenimiento y gestión pública de los centros. Consejos de salud y nuevas formas realmente participativos.

 Una Atención Primaria en estado crítico. 


Como van a explicar compañer@s de inmediato . Entre los puntos destacamos aquí y hoy, el que dice textualmente:

Potenciación de la ATENCION PRIMARIA como puerta de entrada del sistema y eje coordinador entre niveles asistenciales, en servicios municipales y supralocales, de urgencias, y de salud pública, priorizando las actividades de prevención y promoción, así como las comunitarias

Y en línea directa: Rechazo del modelo UGC- Unidades de gestión clínica- que fragmentan el sistema. Con plantillas adecuadas y suficientes. Atención a la Urgencia extrahospitalaria (AP) y a la sanidad rural. Impulso y dotación para la ley de dependencia. Integración del trabajo social. Salud mental y un enfoque social y comunitario

Lamentablemente la situación de la AP actual es, sin alarmismo gestual, de una alarmante gravedad. Una situación crítica, fruto de esa lluvia fina de los recortes sobre recortes, de las externalizaciones crecientes, de la mercantilización rampante, de la anemización y la desfinanciación sostenida, de la desnaturalización impune, del desprecio a los avisos y quejas de los trabajadores y de la ciudadanía usuaria y receptora de los estragos. Por eso, porque nos jugamos la Primaria y con ella todo el sistema, desde MM.BB., estamos hoy aquí. Aun podemos reaccionar, pero solo si somos capaces de reaccionar de inmediato, de ponernos en pie, de trabajar, y además de resistir, redefinir y hacer posible este sistema primarista del que pasamos a hablar.

No es una ilusión, ni es ilusionismo, ni utopía. Es una imperiosa necesidad por la que luchamos con determinación, pasión, con respeto concedido y exigido, perseverancia hasta la tozudez,  altruismo, fraternidad, solidaridad, con rigor, y sobre todo con mucho amor…y unas gotas de humor.  ¡SALUD!

Antoni Barbará Molina                     Barcelona – Madrid 29 de enero 2019

facebooktwitter

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *